Basura y limpieza: qué pagamos y qué recibimos a cambio

En 2004 el Ayuntamiento adjudicó los servicios de recogida de basura y de la limpieza de las calles y saneamiento a una empresa. El contrato se hizo por doce años, lo que quiere decir que sigue en vigor a día de hoy y que ha de mantenerse, al menos, hasta 2016.Contenidor verd de la brossa al Paratge de Sant CristòfolComo parte del proceso contractual se especificaron unas condiciones que tenía que cumplir obligatoriamente la empresa a la hora de prestar el servicio. Aparecen detalladas en el pliego de condiciones*, un documento donde se indica de forma exhaustiva, de qué manera, con qué medios, dónde y cuándo han de llevarse a cabo los servicios contratados, además de los derechos y obligaciones de las partes contratantes. Así pues, se establecen aspectos como por ejemplo a qué horas se han de barrer las calles, el ruido máximo que harán los camiones de la basura por la noche, con qué frecuencia han de limpiarse las fuentes y surtidores o cómo se sanciona a la empresa si no hace lo que le corresponde.

Si, como hemos dicho, el contrato está en vigor hasta 2016, evidentemente también lo está el pliego de condiciones. Por tanto, todo lo que figura en el mismo tiene que cumplirse hoy igual que el primer día.

En el pliego de condiciones* se indica que la inspección y control de los servicios, “se llevará a cabo por la Concejalía delegada de servicios municipales, a través del personal propio del Ayuntamiento que considere más adecuado”. Se añade además que “los servicios contratados estarán sometidos permanentemente a la inspección y vigilancia de los servicios técnicos”.

Resulta que hace poco más de un año nuestro Ayuntamiento tenía liberado un concejal -que no es personal propio del Ayuntamiento, que no es un técnico- y este era el que supervisaba la correcta ejecución de los trabajos que la empresa estaba obligada a hacer. Su trabajo era tan simple como decirle a la empresa “cumplan ustedes lo que acordaron, que para eso cobran”.

Curiosamente, para lo que sí se usaba al personal del Ayuntamiento era para hacer cosas que, según el pliego de condiciones, le correspondían a la empresa. Así pagábamos tres veces lo que sólo nos tocaba una:

  • Pagábamos a la empresa, que no hacía todo lo que le tocaba.
  • Pagábamos al concejal por justo lo contrario, hacer lo que no le tocaba y recordarle a la empresa sus obligaciones (en vista de los resultados todos admiten que no se esmeraba demasiado).
  • Pagábamos al personal del Ayuntamiento por el trabajo que la empresa se dejaba por hacer.

Así era a comienzos de 2011. Estamos acabando 2012 y ahora nos ahorramos la barbaridad de pagarle a una concejala liberada para hacer no se sabe exactamente lo qué, pero quitando eso la cosa no ha cambiado demasiado.

Todas las contestanas y contestanos sabemos lo que nos toca pagar por la basura y la limpieza y cuál es el resultado, cómo tenemos nuestro pueblo de “limpio”. Lo que no sabíamos es lo que tenemos que recibir a cambio de lo que estamos pagando. Se supone que la información es pública, pero a veces parece como si la escondieran (no es lo mismo que sea la administración quien la tenga expuesta con libre y fácil acceso, que tener que pedirla y hacer trámites, y eso siempre que sepamos que existe).

Nosotros queremos “abrir la luz” y hacer un breve repaso de algunos puntos del pliego de condiciones*:

El punto 2.6.5 dice que la recogida de basura en Santa Bárbara y San Cristóbal “será diaria durante los meses de mayo a septiembre, incluidos domingos y festivos” y “durante los meses de octubre a abril será lunes, jueves y sábado”. NO SE CUMPLE

El 2.7 dice que “se deberá mantener en condiciones adecuadas tanto los contenedores como el entorno de los mismos”, “para ello se procederá por parte de la empresa a realizar las limpiezas de los contenedores verdes que sean necesarias”, “como mínimo semanales durante los meses de mayo a septiembre, y quincenal el resto del año”. “Se realizará cada tres meses, como mínimo, una limpieza a fondo y mantenimiento de cada unidad”. También “se realizará la limpieza y acondicionamiento necesarios de los puntos de recogida, entendiendo como tales el entorno de los contenedores, evitando la acumulación de residuos o vertidos procedentes de los contenedores a su alrededor”. NO SE CUMPLE

El 2.11 dice que “la empresa adjudicataria contratará con una empresa especializada en educación ambiental, el diseño y ejecución de una campaña informativa” que “deberá repetirse todos los años, y tendrá un carácter continuo”. NO SE CUMPLE

El punto 3.1 dice que la limpieza de vías públicas “comprenderá la limpieza del total de las vías públicas, parques y zonas ajardinadas, incluyendo” “los métodos a emplear de barrido y riego manuales o mecánicos, así como los productos necesarios a utilizar”. NO SE CUMPLE

En el 3.3: “Las papeleras deberán limpiarse tanto exterior como interiormente para evitar la emanación de malos olores. Además deberán colocarse y retirarse bolsas de plástico en todas ellas”. “La frecuencia en el vaciado de las papeleras será diaria”. NO SE CUMPLE

Son sólo unos ejemplos, pero hay más apartados que no están haciéndose como toca. Y esto tiene que cambiar. Nuestro Ayuntamiento debe exigir el cumplimiento del contrato, y si procede deberá estudiar su modificación. Pagamos por unos buenos servicios, exigimos unos buenos servicios.

* Consulta el pliego de condiciones en http://bit.ly/plecbrossa

Llig aquest article en valencià a la revista ‘El Comtat’ de novembre del 2012


Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>