Hablemos de la mancomunidad

Una mancomunidad es una asociación de municipios. Su existencia es optativa (solamente municipios y provincias son entidades locales obligatorias). Se forma cuando algunos ayuntamientos deciden crear un organismo en el que delegar parte de las funciones o competencias que tienen por ley. De esta manera la mancomunidad pasa a prestar determinados servicios de forma conjunta en los municipios que la forman.Durante décadas el sueño de –casi– todos los políticos que han pasado por los ayuntamientos más importantes de la comarca ha sido la creación de una mancomunidad. El año 2000 el pleno del Ayuntamiento de Alcoy aprobaba la necesidad de constituir una para “mejorar la calidad de vida, el desarrollo económico y la ordenación del territorio”. El borrador de los estatutos decía que su actividad se dirigiría a implantar y desarrollar, entre otras, las siguientes obras y servicios: recogida, tratamiento y transformación de la basura; establecimiento de un albergue canino; ordenación del territorio; limpieza viaria y de espacios públicos; promoción y dotaciones turísticas; promoción y dotaciones industriales y agrícolas; etc. El proyecto finalmente ni vio la luz.

En vista del fracaso, algunos municipios decidieron constituir mancomunidades para prestar aquellos servicios que por sí solos no podían. Un ejemplo lo tenemos en la Mancomunidad de Servicios Sociales “El Comtat”, que se constituyó entre Cocentaina y nueve municipios de la comarca. A día de hoy está disuelta, pero el motivo no hay que imputarlo a un mal funcionamiento sino a la dejada de funciones que ha hecho la Generalitat Valenciana.

Otro ejemplo es la mancomunidad de la “Font de la Pedra”, formada por la Alquería de Aznar, Muro y Cocentaina, con la finalidad de controlar los vertidos en las redes municipales de alcantarillado y saneamiento, así como la depuración de aguas residuales. Esta mancomunidad sigue funcionando y tiene más que demostrada su efectividad.

Con esto llegamos al 2012, cuando queda constituida la Mancomunidad de “l’Alcoìa i el Comtat”*. Uno de los objetivos principales era la creación de un Pacto Territorial por el Empleo y la Formación, que no se ha llevado a cabo porque la Generalitat no ha concedido las subvenciones que daba todos los años, por falta de recursos (y seguramente que en caso de tenerlos los hubiera utilizado la propia Generalitat para atribuirse el mérito en la creación de empleo, que tanta falta hace).

Un segundo objetivo destacado era la creación de un polígono industrial de un millón de metros cuadrados cerca de la autovía, en el término municipal de Muro. Pero parece que tampoco eso se puede llevar a cabo debido a las circunstancias económicas que atravesamos. (¿Quién va a emprender la creación de un polígono de esta envergadura?)

Otro aspecto a abordar era la creación de un servicio mancomunado de recogida de la basura. Parece imposible por las dificultades que implica cancelar las contratas existentes en los municipios consorciados. En cada uno tienen un vencimiento diferente (la de Alcoy está prorrogada, en Muro terminó en 2012, en Cocentaina lo hará en 2016, en Agres y la Alquería en 2024…). De anularse habría que indemnizar a las actuales empresas adjudicatarias y supondría un gran coste económico. Por este motivo, y tan solo unos meses después de haber creado la mancomunidad, ya han dicho que resulta inviable mancomunar el servicio de la basura. La pregunta es obligada: ¿Es que nadie sabía, antes de crear la mancomunidad, que existiría ese problema? ¿Nadie conocía que en cada pueblo los contratos tenían una vigencia diferente?

A diferencia de la mancomunidad de “l’Alcoià y el Comtat”, tanto la de servicios sociales “El Comtat” como la de la “Font de la Pedra” han funcionado o funcionan con técnicos municipales de los pueblos miembros. Nunca se pretendió montar una estructura administrativa paralela, como se ha hecho con la de “l’Alcoià y el Comtat”, con los consiguientes gastos que eso conlleva. El sueldo del gerente de la mancomunidad supera los 34.000€ y para el 2013 el coste administrativo es de alrededor de los 200.000€ (de los que Cocentaina aportará 23.000€). Un servicio se hace difícilmente viable cuando los gastos son mayores que los ingresos.

Hay mancomunidades bien estructuradas y que funcionan bien y otras que no. Y a pesar de que en el Col·lectiu 03820 consideramos que no está mal la creación de mancomunidades –siempre que su finalidad y funcionamiento las justifiquen–, también pensamos que estas no tienen que crearse encima de todo el embrollo administrativo que tenemos. Para nosotros sobra alguna cosa, pero claro, el gobierno central no quiere emprender una reforma de la administración que dejaría sin trabajo a una buena parte de “amiguetes”. Así es que optan por cortar de raíz todo lo que implique más burocracia y por eso es que quieren suprimir las más de 1432 mancomunidades existentes, según la propuesta que comunicó hace semanas Antonio Beteta, Secretario de Estado de Administraciones Públicas.

Aquí quizás no tendríamos que esperar a que eso pase –si es que finalmente pasa–. El artículo 30 de los estatutos de la Mancomunidad, en el apartado a), habla de su disolución “por desaparición del fin o fines para los que fue creada”. Si de momento nos han dicho que los principales objetivos no se pueden cumplir y le añadimos lo que nos cuesta, mantenerla es, a nuestro entender, inviable en las actuales circunstancias. De hecho cuatro de los dieciséis miembros ya la han abandonado debido a los costes y a la falta de resultados. ¿Quiénes serán los siguientes? ¿Nosotros? Es posible, pero teniendo claro que abandonar la Mancomunidad no quiere decir abandonar la política comarcal.

Col·lectiu 03820

Llig aquest article en valencià a la revista “El Comtat” de maig del 2013

*Los estatutos se pueden consultar en http://bit.ly/estatutsmancomunitat


Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>